Almas Gemelas

Las Almas Gemelas son una Reverberación de Resonancia idéntica de la misma Frecuencia en el Interior de distintos Cuerpos de Energía

--> No hay que confundir Alma Gemela con los Espiritus afines que son los que nos vamos encontrando vida tras vida y con los que nos une un Amor inmenso pero no es el mismo que el del Alma Gemela.


No nos unimos al Alma gemela hasta que no hemos vivido todas las experiencias necesarias para llegar ante ella y ella ante nosotros con todo lo necesario integrado y depurado.


POR FAVOR, NO CONFUNDIR ESTO. ES MUY IMPORTANTE PARA NO EQUIVOCARSE!



COMO CONTACTAR con tu ALMA GEMELA

TALLERES PRÁCTICOS EN VIDEO


Almas Gemelas, El Reencuentro

Escrito por Assaya


Sesión Personal con Assaya

Por Videoconferencia


CURSOS, MEDITACIONES, CONFERENCIAS y TALLERES ON-LINE SEMANALES

MEDITACIONES, CONFERENCIAS ONLINE GRATUITAS POR INTERNET
MEDITACIONES, CONFERENCIAS ONLINE GRATUITAS POR INTERNET

CURSOS en VIDEO

Crecimiento Personal y Espiritual


Mensajes de Nuestro Blog

LA IMPORTANCIA DEL DESAPEGO EN EL AMOR

Si sueltas lo que te daña es un gesto de amor hacia ti y hacia la otra persona. 

 

Amar desde la libertad y desde el desapego es el punto de unión mas puro con nuestra alma gemela.

 

Abrazos de luz.

 

Assaya

Leer más 0 comentarios

El AMOR atrae sin PROMESAS, con LIBERTAD.


Leer más 0 comentarios

ALMAS GEMELAS: colaboración y armonía al unirse

ALMAS GEMELAS: colaboración y armonía al unirse from Escuela Iniciática, Yo Soy Luz on Vimeo.


Leer más 0 comentarios

♥ PINCHA AQUI PARA VER MAS MENSAJES DEL BLOG ♥

Última actividad en Escuela Iniciática

Entradas de blog publicadas por Francisco de Sales (jue, 20 sep 2018)
Entradas de blog publicadas por Francisco de Sales LA HONESTIDAD EN EL PROCESO DE DESARROLLO PERSONAL ESCAPAR DE LOS CÍRCULOS DE NEGATIVIDAD QUE NO TE DUELAN SIEMPRE LAS CRÍTICAS 16 más...
>> Leer más

Patricia Ortega ha comentado la entrada de blog El BESO SAGRADO de ♥ Assaya ♥ (mar, 21 ago 2018)
Patricia Ortega ha comentado la entrada de blog El BESO SAGRADO de ♥ Assaya ♥
>> Leer más

rita marlene medina ha comentado la entrada de blog * Cada ALMA tiene una MISIÓN. ¿Cual es la TUYA?. Aquí tienes unas PISTAS... de AlmaLuz (mar, 21 ago 2018)
rita marlene medina ha comentado la entrada de blog * Cada ALMA tiene una MISIÓN. ¿Cual es la TUYA?. Aquí tienes unas PISTAS... de AlmaLuz
>> Leer más

Entradas de blog publicadas por Francisco de Sales (mar, 21 ago 2018)
Entradas de blog publicadas por Francisco de Sales LA VIDA SÍ ES REAL NO AMES SÓLO A UNA PERSONA
>> Leer más

Entrada de blog publicada por Francisco de Sales (vie, 17 ago 2018)
Entrada de blog publicada por Francisco de Sales ¿ERES UN PERRILLO APALEADO? ¿ERES UN PERRILLO APALEADO?En mi opinión, esta es una sensación que se puede llegar a sentir y que provoca un dolor que va más allá del dolor físico.La sensación de sentirse un perrillo apaleado –en algún aspecto de la vida- no duele en los huesos ni en la carne: duele en el alma. Y para aliviar o erradicarlo no hay pócimas, ni mejunjes, ni medicinas de farmacia, ni hospital al que acudir.Sentirse de ese modo impide la llegada salvadora del optimismo y espanta la felicidad. Le hunden a uno en una desesperación insonora que no permite ver la luz de la esperanza. La fe desaparece y el luto se impone.Es tan dramático o trágico como lo describo. Quien ha pasado por eso sabe de la situación inexplicable en la que uno se llega a quedar a solas con sus lágrimas y su desesperación; la conmoción que ello provoca lleva a un desamparo y una desolación que no encuentran otra salida más que la dejarse terminar de vencer y recibir nuevos palos sin molestarse ya ni en protegerse de algún modo. ¿Para qué?Por supuesto que desde ese estado queda descartada la opción de salir del pozo, de alejarse, de dejar de recibir más palos del destino o de la vida, y menos aún se piensa en poder ser feliz, o en recuperar la sonrisa o la esperanza perdidas.Jamás se ha visto un perrillo apaleado que muestre una señal de confianza o que ni siquiera sospeche que su situación pueda cambiar algún día. Jamás se ha visto uno feliz o juguetón. Se siente predestinado o condenado a seguir así.Llega un momento en que su rendición es tal, y su falta de esperanza tan potente, que ya no ladran y ni siquiera enseñan los dientes.Así les pasa a muchos humanos. Tan hundidos y desesperados se sienten que no son capaces de reunir las pocas fuerzas que puedan tener desperdigadas, ni pueden recoger las migas de esperanza que puedan encontrar para juntarlas todas, ni saben dónde buscar la puerta de salida.¿Cómo animar a quien sólo conoce el desánimo?, ¿qué solución darle a quien no cree en las soluciones?Los remedios más inmediatos pueden venir de hacer un esfuerzo -que va a parecer sobrehumano- en el que uno haga contacto con su dignidad y sea capaz de llegar a un acuerdo consigo mismo por el que impedirse seguir en ese estado ingrato. Una conversación sincera consigo mismo, dolorosa pero necesaria, en la que comprender que seguir en esa situación solo conduce a un estado peor y que depende exclusivamente de uno mismo ponerse en acción para abandonar su lastimoso estado… ya que la otra opción es mantenerse rendido, hundido, víctima permanente y sin futuro.Es muy interesante acudir a un buen psicólogo para que dé pautas de cómo abandonar ese estado, pero eso no siempre está al alcance de todas las personas, así que a quien no pueda acceder a uno le conviene hacerlo por otros caminos.La dignidad, que es lo más sagrado que cada persona posee, debería ser un empuje casi suficiente para reaccionar.El Amor Propio y la Autoestima también son muy necesarios –casi imprescindibles- en este proceso, y conviene recurrir a ellos y ponerlos a favor para que colaboren.Y si todo eso falla habrá que recurrir a la fe o la oración, a buscar alicientes que sean capaces de aportar ánimos, a la familia o los amigos para pedirles que nos salven, que nos cuiden, que nos den una mano infinita, un consuelo permanente, un poco de luz y de aire y de vida.En los “perrillos apaleados” hay una rendición y una resignación que son obstáculos importantes para dejar de serlos.Uno puede llegar a crear lo que puede creer. Si uno es capaz de acumular la suficiente rabia contra su situación como para desear abandonarla, puede convertir esa rabia en energía positiva, en canalizarla como motor de acción en vez de dejarla estancada como fuente de frustración.Nadie tiene por qué soportar esa situación. No hay ningún motivo para que uno se quede estancado en esa dolorosa posición. Ninguna razón es suficientemente sólida como para que uno siga perteneciendo a la frustración y pagando el precio –que es desprecio- que es su propia humillación.Si estás en una situación similar, si eres un perrillo apaleado –en algún aspecto de tu vida- ármate de coraje y di ¡basta!Por dignidad, por auto-respeto, por Amor Propio, porque no lo mereces… no permitas que nadie te dé ni un solo palo más.Te dejo con tus reflexiones…Francisco de SalesVer más
>> Leer más

Entrada de blog publicada por Francisco de Sales (dom, 05 ago 2018)
Entrada de blog publicada por Francisco de Sales LAS INTERFERENCIAS PROGRAMADAS LAS INTERFERENCIAS PROGRAMADASEn mi opinión, y sin que seamos conscientes -por lo cual no las evitamos cada vez que se presentan-, nos afectan en mayor o menor medida interferencias en lo que debiera ser el desarrollo lúcido de nuestra vida, y vienen siempre desde la educación –o deseducación- que nos aportaron en nuestra infancia, que estuvo contaminada por los traumas, miedos, errores, complejos, frustraciones, y equivocaciones, que los educadores portaban. Y englobo en “educadores” tanto a los padres como a los abuelos, otros familiares, profesores o curas/monjas, amigos, consejos, ideas, instrucciones y órdenes.Están grabadas en nuestro inconsciente -desde la infancia- porque en su momento las aceptamos, con más o menos reparos, ya que no teníamos más remedio que sobrevivir, y para sobrevivir era imprescindible seguir bajo el cobijo y el amparo de la familia a la que pertenecemos, que nos daba alojamiento y alimento, cubría nuestras necesidades básicas, y en algunos casos inclusivo daban caricias o amor.Si lo reflexionamos con atención, si nos observamos con esmero, descubriremos que repetimos frases, gestos, o el modo de ser de alguno de aquellos que participaron en nuestra educación y crianza.Éramos entonces loros que repetían sin saber lo que decían, imitadores de unos adultos que no eran conscientes de que estaban formando la personalidad del niño, y lo que iba a ser su vida y su futuro, al estar aprendiendo de personas que no eran precisamente expertos en la enseñanza. Personas que no se encargaron de actualizarse, de sanarse y purificarse, y se limitaron a repetir lo que sabían sin valorar si era bueno o malo, si era beneficioso o perjudicial.Ese repetir sin saber si uno está de acuerdo, ese representar el papel que otros han escrito para uno sin estar de acuerdo ni con el guión ni con el montaje ni la representación, se volvió en contra y nos ha perjudicado y nos perjudica.Uno padece un conflicto –en muchas ocasiones- entre lo que hace y lo que realmente querría hacer; es un conflicto -del que uno no es consciente del todo pero sí que lo intuye con claridad- entre lo que es complacer a los educadores obedeciéndoles y lo que es vivir de acuerdo con los propios principios.Es un sentimiento indefinible, no es mortal pero crea angustia, desconcierto, una sensación de desubicación, de no tener claro quién es uno y quién es el que reclama desde dentro, el que no está de acuerdo y propone romper cosas y hacerlas de nuevo.Esas interferencias entre el personaje que han creado los otros con sus enseñanzas, mandatos, o adoctrinamiento/adiestramiento, y el que nosotros intuimos que se encuentra en el interior, latente pero sin manifestarse, con el que nos sentimos más identificados, más en sintonía, crea un conflicto del que no siempre se sabe cómo salir.Y entonces se recurre al psicólogo –en los casos más extremos-, o uno busca y se busca en charlas sobre Desarrollo Personal, conferencias, libros y artículos cuyos títulos les llaman a gritos, o se pregunta “2¿realmente quién soy?”, y entonces uno descubre su desidentificación con quien está siendo, que no coincide, por supuesto, con quien realmente es.Ese momento de desconcierto, mezclado con una alegría esperanzada, puede marcar el inicio del descubrimiento de quién es uno.Y lo primero que uno descubre es el desconocimiento de sí mismo, la sensación de haber estado viviendo una vida equivocada o de un modo equivocado. Y luego descubre la cantidad de preguntas que tiene sin su correspondiente respuesta. Lo perdido que está. Y que hay un mundo que no es el mundo que ha vivido o en el que ha vivido.Esa es la tarea. El Desarrollo Personal, la actualización de todas las virtudes, el perfeccionamiento de todas las cualidades, progresar y mejorar, empezar a sentirse en paz consigo mismo.Es necesaria la eliminación de las interferencias programadas para poner en su lugar un brillante Plan de Vida, que es una tarea interesante, intensa, llena de alegrías y algunas decepciones, pero grandiosa… e inevitable.Te dejo con tus reflexiones…Francisco de SalesVer más
>> Leer más

Entradas de blog publicadas por Francisco de Sales (jue, 02 ago 2018)
Entradas de blog publicadas por Francisco de Sales DESARROLLAR LAS VIRTUDES, DESHACERSE DE LOS DEFECTOS CUÍDATE
>> Leer más

Entrada de blog publicada por Francisco de Sales (mar, 31 jul 2018)
Entrada de blog publicada por Francisco de Sales CUANDO ESTÁS MAL ES CUANDO MÁS TE NECESITAS CUANDO ESTÁS MAL ES CUANDO MÁS TE NECESITASEn mi opinión, las personas tenemos tendencia a abandonarnos cuando nos encontramos en una mala situación o un mal momento. Tal vez sea porque arrastramos el cansancio y la decepción de otras ocasiones similares en las que no nos hemos sentido a gusto con la situación y, en un inventario inconsciente, nos recordamos que no nos gustamos, o no nos gustan las situaciones que nos tocan vivir, y entonces se manifiesta con rotundidad una apatía que nos propone olvidarnos a nosotros mismos, desatendernos, dejarnos hundidos en un principio de depresión y sin ánimos de seguir luchando… precisamente en el momento que más nos necesitamos.Cuando uno está en esos momentos desagradables, indeseados, en los que se han sumado una o varias fuentes de malestar, en los que el presente y el futuro están enlutados, en los que los ánimos han desaparecido a manos del desánimo, lo que realmente apetece es tirar la toalla, o acostarse con la intención de que por la mañana todo se haya resuelto y sea distinto, o, en los casos más graves, acostarse y no despertarse más.Cuando uno está demasiado ofuscado, o pseudodepresivo, o en el mismo borde de la desesperación, no está capacitado para afrontar con valentía la situación que le tiene afectado, así que las buenas palabras de ánimo o buenos deseos entran por un oído y salen por el otro sin dejar huella.En esos momentos, el pesimismo está instalado con una intención que parece de perpetuidad –y eso no es cierto- y todo se ve de un negro doloroso, de una tristeza infinita, con un futuro torturador.Y es en esos momentos, precisamente, cuando más se necesita uno. Cuando la incondicionalidad y el empuje y la mejor de las voluntades tienen que estar presentes. Cuando el Amor Propio ha de estar en plena acción y, en cambio, uno se mira con tristeza o desesperación, con desagrado y sin ganas, y resulta que es entonces, más que nunca, que los brazos han de ser más acogedores que de costumbre, la sonrisa más comprensiva y amable, la voluntad ha de estar en plena fortaleza, la esperanza al cien por cien de confiada, y el ímpetu en su máximo esplendor.Conviene tener recursos preparados para sobrevivir a esos momentos y, si es posible –que sí lo es- salir reforzado y más radiante.Te sugiero que en momentos de serenidad y objetividad, anotes las cosas que te hacen feliz, los logros que has conseguido, tus cualidades, los asuntos que te aporta bienestar, la gente que te quiere y a los que quieres, las cosas que para ti simbolizan bienestar o confianza, las fotos donde te estás riendo, los teléfonos de las personas que te pueden sacar de ese bajón, tus mejores recuerdos, las razones por las que seguir…Recurriendo a ello cuando te sientas mal –aunque te tendrás que obligar a hacerlo- podrás recuperar los motivos que te empujarán hacia adelante.Cuando estás mal es cuando más te necesitas.Haz un pacto contigo, el que quieras para no permitirte estancarte.A cada uno le funciona un truco distinto. En mi caso es una frase: “PROMETO NO ABANDONARME NUNCA MÁS”. Para mí tiene un sentido que hace que me salga inmediatamente de donde esté, esté como esté, porque ya he experimentado lo que es estancarse en esa conmiseración deplorable que se convierte en una lástima en la que me puedo regodear durante mucho tiempo… y sé que eso no es lo que quiero.Lo que te puede salvar de esos momentos eres tú mismo, sin duda, pero además ten preparados elementos que te ayuden y te lo hagan más fácil.Piensa también en tu dignidad, en que si estás mal haces sentirse mal a los que te quieren, en que si no vas a sacar algo positivo es una lamentable pérdida de vida, y en que siempre te arrepientes de tu pésima actuación en esos momentos… que son cuando más te necesitas.Te dejo con tus reflexiones…Francisco de SalesVer más
>> Leer más

Entradas de blog publicadas por Francisco de Sales (dom, 29 jul 2018)
Entradas de blog publicadas por Francisco de Sales CUIDA TU LENGUAJE Y ÉL CUIDARÁ DE TI ES IMPRESCINDIBLE QUE HAGAS UN PACTO CONTIGO EL TIEMPO DE LOS ARREPENTIMIENTOS
>> Leer más

Entrada de blog publicada por Francisco de Sales (lun, 23 jul 2018)
Entrada de blog publicada por Francisco de Sales TODOS ESTAMOS CONDICIONADOS TODOS ESTAMOS CONDICIONADOSEn mi opinión, todos estamos condicionados.Digo “todos” a pesar de que, por principios, no me gusta utilizar palabras extremas, tajantes, dictatoriales, del estilo de siempre, jamás, nunca, todos, y otras similares.Pero, aunque sea desagradable, y en muchas ocasiones contraproducente y doloroso, todos estamos restringidos o coartados, y dependientes o supeditados por unas normas o reglas o condiciones o mandatos o prohibiciones o miedos o errores que nos inculcaron durante el tiempo de nuestra educación, cuando éramos niños sin capacidad de discernimiento y acatábamos –con mejor o peor ánimo- lo que nuestros educadores nos decían o mandaban o imponían.Todos –vuelvo a repetirlo: todos- en mayor o menor medida, siendo más o menos conscientes de ello, estamos afectados porque nos educaron o deseducaron de un modo en que la perfección es imposible ya que son demasiadas cosas las que componen la vida, demasiadas facetas, y nuestros educadores tampoco estaban preparados para hacerlo de un modo impecable.Todos –vuelvo a repetirlo: todos- somos víctimas, más o menos conscientes, de aquello que nos ha afectado a lo largo de nuestra vida por cómo nos atendieron o desatendieron durante nuestra infancia, cómo nos inculcaron unas ideas confundidas o inductivas o retrógradas que nos han perjudicado la vida, y a causa de ello en el día de hoy seguimos arrastrando traumas y equivocaciones fruto de aquellas instrucciones y de aquel modo de criarnos, y es duro sentir cómo parece que tenemos enquistados unos sentimientos o unos sufrimientos -de los que nos cuesta desprendernos- relacionados con situaciones que nos tocaron vivir en aquella época.Todos estamos condicionados.Todos tenemos pendiente la tarea de des-condicionarnos, re-hacernos más puros, des-programarnos, crearnos de nuevo y sin esos lastres que tanto nos perjudican para que nos sigan afectando.Todos tenemos que averiguar qué nos duele emocionalmente –con honradez, sin vergüenza ni miedo-, y después comprobar el porqué, y posteriormente tomar la decisión de reconstruirnos de nuevo, del modo que deseemos porque lo consideramos adecuado, del modo que requiere estar en una vida libre de condicionamientos, del modo que uno era en su esencia real antes de que le contaminaran.Ahora que se han expuesto suficientes argumentos del por qué y suficientes resultados derivados de ello, a los que podemos añadir los propios de cada uno, es el momento en que se ha de tomar una decisión -si no se ha tomado ya- relacionada con poner un punto y aparte, pero ha de ser una decisión libre, por convencimiento, con decisión, no simplemente para tratar de acallar engañándola una inquietud que ya se ha manifestado en otras ocasiones, sino desde la voluntad inquebrantable, desde el convencimiento absoluto, desde una certeza irreductible que nos ha de proporcionar la fortaleza para superar los momentos de decaimiento que posiblemente se presentarán.Tú decides.Siempre tú decides.Es tu vida. O tu no vida.Te dejo con tus reflexiones…Francisco de Sales“Oír o leer sin reflexionar es una tarea inútil”. (Confucio)Si te ha gustado ayúdame a difundirlo compartiéndolo.Ver más
>> Leer más